La importancia de decir No


“El estrés es resultado de decir que no con la mente y que si con la boca”.


¿Te suena familiar?


Siempre me costó decir “No”. Responder con una negativa siempre vino con una carga de culpa, y por eso, me encontré en muchas ocasiones haciendo cosas que no tenía ganas de hacer simplemente para complacer a los demás; desde ver una película que no me interesaba, hasta aceptar un trabajo que no deseaba.


A través de los años entendí que lo único que lograba al decir Sí, queriendo decir No, era cargarme de rabia: rabia hacia la situación, rabia hacia la persona que “me había obligado”, pero, sobre todo, rabia hacia mi, por no haber expresado mis verdaderos deseos, como si fueran menos válidos que los deseos de los demás.


“Es mejor decir que no cuando tengas que hacerlo, y que sí cuando quieras. Cuando una persona no es capaz de rechazar compromisos no deseados, muchas veces aparecen enfermedades físicas, porque esa es una forma más ‘aceptable’ de decir que No. En ese caso no hay más remedio que decir No, porque quien lo dice es tu cuerpo. Es mucho más saludable hacerte valer”. (Brian Weiss, Los Mensajes de los Sabios)


Aún se me hace muy difícil decir no, pero me empujo a hacerlo, y contra más lo hago, menos culpa siento.


Es importante querernos y escuchar nuestra voz interior, sin importar lo que digan, piensen o deseen los demás. Si haces lo que realmente quieres, lo harás con amor, y lo que haces con amor, te traerá felicidad, plenitud y más amor.


Es un buen cambio.


Namasté


Gracias por leer🙌🏼.


Sígueme en redes sociales:

Instagram: @desdemiojodepez

Facebook: @desdemiojodepez

Twitter: @desdemiojodepez

Canal de Youtube

Te puede interesar: